"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

lunes, 10 de abril de 2017

Lluvia, Monumental, Alario... el recuerdo y el presente

Los goleadores. Asistencia y gol

Ayer fui a visitar a mi vieja antes de ir a la cancha y me causó gracia que me dijera una frase que repite desde que soy chico cada vez que está feo el día, ¨¿con esta lluvia vas a ir a la cancha, por qué mejor no te quedas en casa?" La lluvia nunca detuvo el entusiasmo de un hincha porque hace más épico (?) el encuentro pero lo que mi vieja no sabe, es que desde el 5 de agosto del 2015, la lluvia torrencial sobre el Monumental y la presencia de Maidana, Ponzio, Alario... solo me trae buenos recuerdos y ningún lugar en el mundo puede ser más agradable en ese momento que el Monumental. Ayer la lluvia desapareció durante el inicio del partido, no fue tan importante durante gran parte del partido pero sobre el final (cuando llegaron los 2 goles de Alario), la cortina de agua nos transportó a aquella fecha que tanto recordamos.
La banda del regimiento Patricios, veteranos de guerra... siempre es emocionante el recuerdo por Malvinas

Ayer River Plate no tuvo un buen primer tiempo pero volvió a mostrar una interesante intención de atacar abriendo el campo de juego a través de sus laterales, la movilidad de los mediocampistas y el toque rápido. Claro, para jugar así además de la movilidad se necesita estar preciso con el balón. Ayer River Plate sufrió mucho durante el primer tiempo porque no estuvo preciso y QAC se movió con rapidez en la transición de defensa a ataque, River Plate tardó en acomodarse y le costó llevar peligro al arco contrario (especialmente durante los primeros 25 minutos) mientras que la visita inquietaba demasiado.
Rojas, en defensa y ataque

En el segundo tiempo River Plate se adueñó del balón, presionó y empezó a hacer su juego paciente de buscar y crear espacios penetrando por todo el frente de ataque buscando los laterales mientras que la visita se cansó y le costó reaccionar con la rapidez del primer tiempo además de tener que abrirse para defender todo el ancho del campo. River Plate volvió a gustar pero le faltaba la estocada final (no solo frente al arco sino cuando penetraba la defensa cerrada y podía dejar a una persona frente al arco (en los primeros 5 minutos volvieron a sorprender al rival pero esta vez no lograron concretar).
El despliegue y participación de Fernandez  fueron determinantes

Esta vez el jugador que se destacó fue Nacho Fernandez. Mucha movilidad, 2 tiros de larga distancia que se fueron muy cerca y una participación constante en el ataque. Batalla volvió a ser sobrio y fuandamental en un par de pelotas pero la defensa sigue sin encontrar el funcionamiento que le de seguridad al equipo. Casco y Moreira suben muchísimo (son fundamentales en el esquema que plantea Gallardo) pero en ataque les falta precisión y en defensa dejan mucho que desear en la marca (especialmente el paraguayo). El gran problema actual es que Maidana bajó mucho el nivel (le está costando acomodarse al partido, sufre los primeros minutos), en las definitorias, en las que no podía perder ganó todas pero debió recurrir al juego brusco y ser apoyado por sus compañeros (y la fortuna) en otras situaciones. Martinez Quarta sigue aprendiendo y tomando experiencia (este partido fue flojo). En el medio se sigue viendo lo mejor del equipo. Ponzio volvió a tener un trabajo silencioso pero fundamental, su personalidad y presencia en varios sectores del campo (cubre entre los centrales, baja para ser una opción de salida, defiende todo el mediocampo) hacen que su trabajo junto a Rojas (bajó su nivel pero sigue siendo un pilar para el equipo) sea la base para el buen juego. Dan el equilibrio y liberan a Nacho y Pity que pueden jugar e ir a buscar libremente la pelota, así como Ponzio y Rojas se adueñaron del medio, Fernandez y Martinez se adueñaron de la pelota; todos los ataques pasan por sus pies y buscan conectarse con el resto de los jugadores de ataque (no solo Alario y Driussi, también con Casco, Moreira, Rojas y Ponzio). Tantos jugadores complican aún a las defensas tan cerradas.

La gambeta y velocidad determinantes...

Ayer Pity no estuvo tan determinante, Rojas no tuvo una gran noche, Driussi en bajo nivel (hasta los últimos 20 minutos en que dio las asistencias a Alario) y Alario buscando crear alguna situación en el área, fue fundamental el ingreso de Mora (volvió a acertar el Muñeco con el cambio). Fue el uruguayo quien abrió el surco, penetró la defensa rival por derecha y cedió correctamente la pelota hacia el centro (en ambos goles le llegó la pelota a Driussi y este dejó que entrara Alario libre). Esta vez volvió a entrar en los 10 minutos finales el pibe Palacios (mostró movilidad pero no tuvo una extraordinaria noche como la semana pasada. No entiendo como termina su contrato en junio, a esta dirigencia le encanta repetir errores) y apenas estuvo unos minutos Mayada.
Si... 2 goles

Sigue faltando mucho y se empezará a complicar por la seguidilla de partidos que se vienen pero no hay que olvidar que nuestro objetivo en este torneo no está solo en la punta sino también en clasificar para la Libertadores 2018 (ambos objetivos son complicados por la cantidad de equipos que están sumando junto a nosotros). En medio de esta lucha, como dice Gallardo, lo importante es que River Plate encontró el funcionamiento para jugar, los jugadores tienen la paciencia para intentar llegar al gol y saben como buscarlo. Ahora solo hay que seguir sumando y esperar que no decaiga.

Por Charro.

2 comentarios:

Nicolas Salerno Ercolani dijo...

Del partido se rescata la actitud del equipo para buscar el juego asociado, aunque ayer el desequilibrio que conseguia el equipo a través del Pity, lo encontró con la entrada de Mora (Centésimo acierto de Gallardo en los cambios) es bueno que el yurugua recupere nivel, sobre todo pensando en la copa.

Las falencias de este equipo son reconocibles: los laterales, el juego expuesto, un arquero que no termina de dar garantías y algo que concuerdo con Mario de B, muchas veces a mucho "firulete" de pases que no siendo precisos ni generando cambio de ritmo, generan contragolpes peligrosos de parte de los rivales.

La gran incógnita, es saber como se sentirá el equipo frente a un rival que le dispute la posesión de pelota y lo ataque con mas virulencia.

Lo mejor de todo, es que la seguidilla de triunfos da seguridad, tranquilidad en la semana y permite trabajar mejor entre partidos y en los encuentros mismos, no perder compostura y volverse algo, cuestión que para la forma de jugar de este equipo de River, puede resultar una verdadera pesadilla.

Ahora viene el jueves, esperemos ganar e ir en busca de una clasificación tranquila que permita afrontar los partidos de campeonato con lo mejor (vale decir que me gustó que el DT no guardó nada para el partido con QAC y quedó demostrado que necesitábamos lo mejor en cancha)

Agustín Ovejero dijo...

Buenas!

Llegando con un poco de atraso de nuevo. Concuerdo con Nico, otro acierto más y van; una estádistica que favorece a Gallardo sobre cualquier DT de River en los últimos 10 años y diría que a cualquier DT del país, es la de los cambios.
También fue bueno de que no hiciera algo que parecía una costumbre: poner a un muletto para priorizar otro torneo. El hecho de que mañana estemos jugando el segundo partido de Copa de local frente a un equipo en los papeles accesible, hace notar que el Muñeco no quiere descuidar el torneo, no por la chances que existan aún sino porque los puestos superiores aseguran una clasificación a los torneos próximos, sin barajar una clasificación con la Copa Argentina de nuevo.

El partido en si mostró lo que ya Charro y Nico ven; una voluntad de juego asociado que crece partido a partido y se fortalece con cada victoria. Quedamos expuestos porque los centrales no andan en su mejor momento juntos y porque los laterales no tienen la marca y el retroceso necesario. Coincido que ante un equipo que presione más adelante y dispute la pelota además de atacar con ganas nos las veremos, pero también hallo importante que River sea contundente cuando estamos avasallando al rival. Después de los 30 del PT el equipo empezó a hacer notar el agotamiento físico de QAC y las chances se fueron dilapidando.
Mora tiene una rachita entrando desde el banco importante porque pese a no ser un jugador que acá o en general se lo quiera mucho, a la hora de las papas hizo goles importantes o tuvo actuaciones relevantes. No hay que olvidar el empate en México hace dos años, el doblete a San José Oruro de locales cuando el partido estaba cerrado y el gol que amplió la diferencia con Guaraní en las semis.
Buena actuación de Alario... Un gran delantero tapado no por sus condiciones sino por el asqueroso fútbol que se juega en el país. Lo leí de un propio santafesino cuando lo vió deslumbrar en River, "lo que hace jugar de otra manera e intenciones". Así debe haber muchísimos jugadores que por perfil bajo, falta de oportunidades o planteos tácticos mezquinos no pueden demostrar su talento. Alario terminó siendo un acierto de Gallardo.

Vamos Millo!