"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

domingo, 7 de mayo de 2017

Cuando el dominio físico y técnico rompen las buenas intenciones

Doblete de Alario y un primer gol en una gran combinación con Mora.

Noche de sábado feliz, qué más se puede pedir? La previa al superclásico nos encuentra agrandados y a los bosteros llenos de miedo, sienten que viven la peor pesadilla y eso nos hace muy felices porque solo falta coronar estos grandes momentos. ¿Cuántos objetivos había para este semestre? Pasar de ronda en la copa, ganar el superclásico en la casa de ellos, sacarle el título a ellos y salir campeones... Al empezar el 2017 los últimos sueños parecían imposibles (nos llevaban 11 puntos, jugábamos muy mal y sabíamos que la AFA haría de las suyas) pero lo que nunca sospechamos era que empezaríamos a jugar tan bien, que varios equipos se sumarían a este renacer y a presionar pero especialmente nadie imaginó que los bosteros se asustarían al ver que tantos equipos se acercan.

El sábado fue ideal porque nos ilusionó el equipo y porque las circunstancias están acompañando al equipo. Nada tan lindo como una tarde de sol para disfrutar el día y luego llegar a la cancha cómodamente (por lo menos eso sucede en el ingreso de Figueroa Alcorta) para disfrutar de un partido del millonario escuchando en la radio el resultado de los bosteros (hace cuanto no podíamos vivir esta sencilla costumbre, solo faltó el público visitante para poder cantarles nuestra superioridad (?)).
Otro gol de Driussi, todo gracias a Pity

El partido no empezó tan fácil porque el rival venía agrandado por haberle ganado a Racing y San Lorenzo, apretó arriba, con mucha gente y en bloque (sus defensores estaban cerca del mediocampo y sus delanteros se mantenían en 3/4 de cancha). River Plate necesitó moverse y presionar mucho pero no tenía la frescura que últimamente solía darle Fernandez. La presión por los costados chocaba con centros mal tirados, Rojas no encontraba con quien jugar, Ponzio se adueñó del ataque pero lo hacía desde el centro del campo sin la movilidad ofensiva y el buen fútbol que le está dando Nacho Fernandez, su participación fue distribuyendo el balón hacia los laterales pero sin ejercer la presión y siendo un punto de apoyo cerca del área. El gol llegó desde la presión (del Pity en este caso y en varios del primer tiempo) y la excelente combinación entre Mora y Alario que terminó con un clásico disparo de goleador al palo del arquero. Parecía que el partido se encaminaría luego de haber tenido un primer tiempo bastante parejo con mucho desgaste pero Temperley replicó con una excelente jugada (se aprovecharon de Casco) y mejor definición (Batalla salió rápido pero lo sorprendieron al haber un segundo jugador para definir).
Ponzio se adueñó de todas las responsabilidades

El segundo tiempo volvió a mostrar la misma presión pero el rival ya no pudo responder ni soportar la presión física, el cansancio y fue superado técnicamente por los jugadores millonarios. Un claro penal, otra vez la presión de pity que no dio por perdida una pelota en el área rival, se tomó el tiempo para esperar la llegada de Driussi, el pase de caño y el gol del goleador hasta terminar el partido con un golazo al ángulo de Mayada (al último segundo quisieron regalarle un gol a Pity pero lo erró tirándolo encima del travesaño). Un 4 a 1 puede hacernos creer que fue muy sencillo pero en realidad se decantó por la superioridad física y dio tiempo para que Gallardo hiciera cambios pensando en lo que viene (salieron Mora, Driussi y Alario para el ingreso de Auzqui, Larrondo y Mayada).
Larrondo volvió después de mucho tiempo y lesiones, esperemos que pueda jugar y rendir

Batalla volvió a tener una atajada definitoria (una salida muy rápida que logró que la pelota pegara en su cuerpo cuando había otro jugador solo frente al arco), la defensa volvió a hacer agua por los laterales (solo que es más potente el ataque que los sofocones defensivos) y Maidana está necesitando urgentemente un descanso (sigue ganando por presencia y ubicación pero sufre en velocidad). Martinez Quarta vuelve a ser lo más regular y preocupa que Lollo no pueda reemplazar a Maidana (¿el miércoles será su turno?). En el medio Ponzio volvió a tomar la responsabilidad y salió airoso, fue el eje ofensivo y defensivo (siempre ayudado por la buena e inteligente ubicación de Rojas). Rojas es el equilibrio pero no se puede adueñar del juego, tarea que tampoco puede hacer Martinez porque lo de él es el desequilibrio y no el de tomar las mejores decisiones, Mora le dio explosión al principio pero se fue diluyendo (por eso el primer cambio fue el ingreso de Auzqui). Sin dudas la diferencia la marcó la aptitud de Alario y Driussi, ambos filosos y movedizos a la hora de marcar la salida y participar de las jugadas ofensivas.

Ahora es el turno de esperar con ilusión (obviamente apenas nos serviría un resultado, lo bueno es que ellos están perdiendo tantos puntos que podrían perder la punta con un empate).

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El único comentario que voy a hacer sobre este partido es el gol de Temperley, que desde mi punto de vista, es offside. Porque el pase estaba destinado al jugador que pica y se arrepiente, dejandole la posición al otro que viene habilitado desde atrás. Tiene la intención de ir a buscar, es offside. La "trampa" de disimular la intención, desde mi óptica es la de Romario en el gol de Bebeto ante Holanda en el 94. La verdad desconozco si la FIFA cambió las recomendaciones sobre este tema.

Lo demás me tiene sin cuidado, el equipo esta bien, los laterales no mejoran, el arquero tiene sus cositas, hicimos 4 goles antes de un clásico (no me gusta, je) y venimos un poco entonados. La defensa es lo que menos me gusta, pero todo no se puede.

Sería muy lindo empezar el lunes que viene con muchos problemas de números resueltos.

Comentario aparte, se vienen las elecciones y Gallardo ya avisó que no sigue o no seguiría...cuanto le debe esta dirigencia al Muñeco?

Saludos
Aledb

Anónimo dijo...

Bue, Lustó el referí...mamita

Saludos
Aledb

Nicolas Salerno Ercolani dijo...

Un partido de marcado un tanto mentiroso, como dice Charro el desarrollo del juego fue mas parejo, creo que son dos errores de ellos los que cierran el match, tanto la mano del penal como el cierre espantoso del defensor que luego pierde la pelota c el Piti.

Me gustó arriba el millo: bien Mora, Alario y Driussi. Ponzio bancó la parada, Rojitas siempre está

Y bueno... se viene otro clásico, creo que sin Nacho en cancha vamos a ver un River buscando presionando fuerte sobre la salida contraria y atacando mas directo que de costumbre. Hay que jugar con la responsabilidad de ellos y la ansiedad con la que juega el equipo del sor.ete Scheloto